Diariamente vemos miles y miles de diseños diferentes, ya sean en uñas naturales, en postizas o en uñas acrílicas.

A la mayoría de las mujeres nos gusta llevar nuestra manos arregladas para que se vean más bonitas.
Pero el gran debate de casi toda mujer a la hora de hacernos la manicura es de si debemos cortar o no la cutícula.

Cuando vamos a un centro para que nos hagan la manicura, la manicurista casi siempre nos pregunta si queremos que nos corte la cutícula o no.
La mayoría decimos que si, por estética, porque pensamos que una uña con cutícula se ve fea y descuidada. Pero lo que muchas no saben es que es un gran error cortarla.

La función de la cutícula es proteger la matriz de nuestras uñas.

Si cortamos la cutícula, exponemos la uña a infecciones y hongos ya que le estamos quitando la única protección natural que esta tiene.
Al cortar la cutícula nuestra uña también puede volverse más débil, puede sufrir decoloración, nuestras uñas se pueden quebrar y crecer deforme y sobre todo, cada vez que la cortes, esta volverá a nacer pero mucho más dura y grande.
No olvidemos que cabe la posibilidad de que nos salgan padrastros, dolorosos, rojos y bastantes feos a la vista.
También puede provocar hinchazón alrededor de la uña y a la hora de quitar tu esmalte con acetona o algún producto de ese estilo, los químicos penetran más fácilmente en la uña pudiendo crear serios problemas.

En resumidas palabras, si cortas la cutícula estas exponiendo a tus uñas a toda la suciedad que toques con tus manos o simplemente a bacterias que haya por el aire.

Por eso es recomendable solo arrastrarla, una vez la arrastras hacia atrás, el exceso se caerá y la uña solo se quedará con lo necesario, tampoco te recomiendo que lo hagas diariamente.

Antes de arrastrar la cutícula te recomiendo que ablandan la cutícula, puedes sumergir las diez minutos en agua caliente o aplicar algún aceite natural que tengas. Si no haces este paso antes de arrastrar la cutícula lo único que conseguirás será dañar tu uña y hacerte daño ya que estará dura y tendrás que hacer fuerza para poder arrastrarla.

Para tener la cutícula bien cuidada te recomiendo que la hidrates y la nutras dos veces por semana, por ejemplo con aceite de almendras o con alguno de los muchos productos que venden especificado para esto.

Cuando te hagas la manicura y tu creas que se ve feo solo arrastrando la cutícula sin cortarla, no te preocupes, poco a poco esta se irá viendo más bonita y se hará pasar más desapercibida porque si la cuidas irá siendo más transparente y fina, apenas perceptible.

Si en tu caso eras una de las que cortaba la cutícula y percibiste que tienes hinchazón en tus dedos, hongos o algún tipo de infección te recomiendo que acudas a un dermatólogo.

¿Que opinas sobres estos consejos?. Compártelos para que sean útiles a otros. En Beauchic nos dedicamos a ofrecerte los mejores servicios y productos sólo para ti!. Puedes acceder a mi página de Facebook y podrás estar al día de todas las actualizaciones.

Suscríbete a nuestro Boletín

Licencia de Creative Commons
Beauchic by Beauchic is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://beauchic.es/politica-de-privacidad/