Manicura francesa en casa en tan solo 4 pasos

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=”Manicura francesa en casa en tan solo 4 pasos” use_theme_fonts=”yes”][vc_column_text]Manicura francesa en casa en tan solo 4 pasos

La manicura francesa es una decoración clásica, sencilla, elegante, y en realidad es la opción más idónea para las chicas que aman llevar decoraciones en sus uñas que combinen con cualquier outfit.

Si tú eres una de ellas y quieres aprender a hacértela tu misma en casa, sigue leyendo porque acá te decimos cómo lograrlo en tan solo 4 pasos.

Cómo hacer una manicura francesa

Paso #1: Corta y lima tus uñas

El primer paso de cualquier manicura es preparar las uñas para pintarlas y decorarlas. Córtalas del largo que más te guste y luego límalas hasta darles la forma deseada. Cuando hayas terminado, asegúrate de tratar las cutículas empujándolas hacia atrás con un palito de naranja.

Paso #2: Píntalas

Los tonos recomendados para hacer una manicura francesa son los rosados nude y blanco. Aplícate una primera capa con un rosa claro natural y déjala secar. Luego repite este proceso y así le darás más resistencia al esmalte, logrando que no se desconche rápido.

Paso #3: Hazte la línea blanca

La manicura francesa se caracteriza por una línea blanca en el borde inferior de las uñas. Puedes hacerla a mano alzada, haciendo que la franja coincida con la forma de la uña, o también puedes utilizar una pegatina curva o pequeñas tiras de celo para facilitar todo el trabajo.

Coloca la pegatina por encima de la marca natural de tu uña, y luego pinta con esmalte blanco para completar la manicura francesa en casa de forma fácil y rápida.

Paso #4: Aplícales laca y límpialas

Sella todas las uñas con laca protectora para darles brillo, y finalmente limpia los bordes de las mismas con un palito de naranja, alcohol y removedor de esmalte, para que tengan un acabado prolijo e impecable.

¡Y listo! En tan solo 4 simples pasos podrás hacerte una manicura francesa en casa que haga relucir tus manos, y lo mejor de todo es que nada más necesitas un par de productos para lograrlo ¿Qué dices?, ¿te animas a hacerte este decorado clásico y extemporáneo por tu propia cuenta?

Tipos de manicura francesa

Recuerda que también puedes darle un giro a la manicura francesa original y experimentar con otros colores y diseños: flores, pedrerías, brillos, degradados y pare usted de contar.

Las variaciones son infinitas, solo es cuestión de ponerte creativa y jugar con las formas, tonalidades y decoraciones que más te agraden ¿Vale?

¿QUE OPINAS SOBRES ESTOS CONSEJOS?

Si te han gustado compártelos para que sean útiles a otros, no olvides suscribirte a nuestro blog para no perderte ni una publicación, o síguenos en Facebook y comprueba como crece nuestra comunidad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]