Cuatro pasos para quitarte las uñas de gel

Cuatro pasos para quitarte las uñas de gel

Las uñas de gel llegaron para quedarse y una muestra fiel es que son las preferidas de las chicas al momento de lucir una manicura impecable. Si tu eres una de ellas y deseas conocer cómo quitarlas para hacerles mantenimiento, o para darle un respiro a tus uñas naturales, sigue leyendo porque te lo contaremos en 4 sencillos pasos.

Cómo quitarse las uñas de gel en casa

Paso #1: Córtalas

Lo recomendable es que cortes la uña postiza al mismo largo de tu uña natural. Nunca cometas el error de arrancarla. Con eso dañaría profundamente tu uña natural y la dejarás súper sensible, haciendo que se rompa o resquebraje con mayor facilidad.

Paso #2: Remojarlas

Vierte un poco de acetona en un envase y remoja tus uñas en ella durante unos 15 o 20 minutos. Un tip valioso y muy útil es que cubras el borde de tus uñas con vaselina, o con una crema humectante para evitar que la piel se irrite o escame.

Paso #3: Levántalas

Sácalas de la acetona, enjuagarlas y con la ayuda de un palo de naranja intenta levantar la uña postiza, separándose de tu uña natural. Tómate el tiempo que sea necesario o de lo contrario podrías lastimar considerablemente su base.

Si notas que la uña postiza no se levanta con facilidad, entonces remojarla unos 5 minutos más en acetona y repite el proceso anterior.

Paso #4: Límalas y píntalas

Una vez que hayas removido las uñas postizas solo te restará limar tus uñas naturales hasta conseguir la forma deseada. Dales brillo con un bloque pulidor, lávalas con agua y jabón, aplica una capa de laca fortalecedora de uñas, y píntalas con el esmalte de tu preferencia.

Como verás, quitarte las uñas de gel en casa es una tarea bastante sencilla, de modo que muchas veces no es necesario que acudas al salón de belleza, ahorrandote así unos cuantos euros ¡Genial!, ¿no crees?

Productos para las uñas de gel

Si te animas a quitarte las uñas de gel en casa necesitarás los siguientes productos:

  • Cortador de uñas postizas.
  • Lima gruesa y delgada.
  • Laca para uñas.
  • Bloque pulidor.
  • Palito de naranja.
  • Acetona.
  • Esmalte de uñas.
  • Recipiente o envase.

Lo mejor de todo es que seguramente los tienes disponibles en casa, es decir, que no necesitarás ir a la tienda a comprarlos, y esto te resultará bastante cómodo, ahorrativo y práctico.

¿Que opinas sobres estos consejos?

Si te han gustado compártelos para que sean útiles a otros, y no olvides suscribirte a nuestro blog para no perderte ni una publicación.

A %d blogueros les gusta esto: