Hoy te vamos a mostrar cuatro mascarillas que te ayudarán a mantener tu rostros más radiante. Para eso no hay nada mejor que una mascarilla natural hecha por ti misma.

  1. Lo más importante es tener la piel limpia y libre de esa grasita que se suele crear en la cara, sobre todo en la zona T, esta grasita lo que hace es que se creen granos e impurezas en la piel.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de avena (molida).
  • 1 cucharada de yogur natural.
  • 1/2 cucharada de miel.

Si tienes avena en grano en vez de avena molida solo tienes que meterla en una licuadora o batidora y es lo mismo, en el supermercado donde yo compro la avena molida es más cara que la avena en grano.

Solo tienes que mezclar la avena molida, el yogur natural y la miel en algún recipiente y aplicarte la mezcla en la cara por 10 minutos, después enjuaga bien con agua tibia.

Esta mascarilla es adecuada para todo tipo de pieles.

  1. A veces hay días en los que nos levantamos con la cara un poco más hinchada de lo normal, sobre todo en la parte de las ojeras, pues bien, esta mascarilla te ayudará a bajar la inflamación.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de café instantáneo o grano de café molido.
  • 8 cucharadas de yogur natural.
  • 1 cucharada de miel.

Mezclamos bien los cuatro ingredientes en algún recipiente, la mezcla no debe quedar líquida, si ese es el caso, añadiremos una cucharada más de cacao y una cucharada más de café soluble o grano de café molido, para que quede una mezcla que podamos aplicarnos en la cara y no chorree.

La tendrás que mantener en tu cara por 30 minutos. Pasados los 30 minutos la retiramos con agua tibia muy despacio, sin restregar para no hacernos daño en la piel.

  1. Algo que sienta muy bien después de un largo día es una mascarilla refrescante, esta te deja la piel muy fresca y relajada.

Ingredientes:

  • 1 pepino
  • 1 cucharada de agua.

Es muy fácil de hacer, solo tienes que batir muy bien el pepino pelado y la cucharada de agua en una batidora o licuadora para que se cree la mezcla.

La dejaremos actuar sobre nuestra cara por 20 minutos y la retiraremos con agua fría. También para todo tipo de pieles.

  1. Por último, un exfoliante muy fácil de preparar pero muy bueno y eficaz.

Ingredientes:

  •      1 limón.
  •      1 cucharada de miel.

Lo único que tendremos que hacer será extraer el jugo al limón y mezclarlo con la miel. Lo aplicaremos en nuestra cara y lo dejaremos actuar por 15 minutos, después lo retiraremos con agua tibia. Si tienes la piel sensible, te recomiendo que cambies el limón por azúcar y des suaves masajes en tu cara antes de enjuagar.

¡Cuéntanos tu experiencia y no olvides compartir!

En Beauchic nos dedicamos a ofrecerte los mejores servicios y productos sólo para ti!

Puedes acceder a mi página de Facebook y podrás estar al día de todas nuestras actualizaciones.

Suscríbete a nuestro Boletín

Licencia de Creative Commons
Beauchic by Beauchic is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://beauchic.es/politica-de-privacidad/