>

Consejos para combatir una mala circulación

Si sientes los pies fríos, hinchados, o si has estado experimentando una sensación de hormigueo últimamente en ellos, pues lo más probable es que estés sufriendo de mala circulación.

Pero no debes entrar en pánico ya que esta situación es bastante frecuente en la población mundial, y la buena noticia es que puedes seguir unas cuantas recomendaciones básicas para superarla sin mayores problemas.

¿Te gustaría saber cómo combatir los síntomas de la mala circulación en tus piernas, o en tus pies, para volver a sentirte plena y saludable? De ser así te invitamos a completar esta lectura cuanto antes.

Te garantizamos que la información que te compartiremos a continuación te resultará muy útil para superar esas dolencias en tus extremidades inferiores con éxito.

¿Qué causa la mala circulación?

El punto de partida consiste en conocer las posibles causas de la mala circulación, ya que solo así podrás realizar cambios que te permitan mejorar tu condición en el corto plazo.

Por lo tanto, te listaremos las principales causas de una mala circulación para que evalúes cuál de ellas podría estarte afectando en primera instancia:

  1. Estrés.
  2. Sobrepeso u obesidad.
  3. El tabaquismo.
  4. Consumo excesivo de grasas saturadas.
  5. Falta de ejercicio físico.
  6. Consumo de alcohol sin moderación.
  7. Presión arterial alta.
  8. Colesterol alto.

Síntomas asociados a una mala circulación

Esas son las posibles causas que pueden estar desencadenando síntomas propios de esta condición, tales como:

  • Hinchazón en las piernas puesto que las paredes venosas se debilitan y la sangre se acumula en ellas, haciendo que las venas se ensanchen y produzcan várices.
  • Calambres y sensación de hormigueo en las piernas y en los pies. Esto sucede cuando los depósitos de grasa bloquean el flujo de sangre hacia las arterias.
  • Uñas azules o violetas puesto que la sangre no llega correctamente a las partes distales, y por lo tanto, las uñas adquieren estas tonalidades oscuras.

Consejos para combatir una mala circulación 

Ahora que conoces las principales causas y síntomas de la mala circulación, es momento de que sepas cómo combatirla satisfactoriamente.

  1. No permanezcas muchas horas en la misma posición

Si pasas muchas horas sentada, parada, o con las piernas cruzadas, es muy probable que al final del día sientas hinchazón, pesadez y cansancio en tus extremidades inferiores.

Aunque no lo creas, esto incrementa las posibilidades de sufrir várices en las piernas, las cuales pueden convertirse en problemas mucho más graves con el pasar del tiempo, sobre todo, si no les prestas la atención que se merecen.

¿Te preguntas qué puedes hacer para evitar esa situación? Intenta tomar descansos cada 45 minutos. Si trabajas sentada, levántate, da un paseo breve por tu oficina y así activarás tu circulación sin tanto esfuerzo.

Y si trabajas parada, entonces siéntate cada cierto tiempo para que tus pies y piernas descansen como es debido.

  1. Sube las piernas

Al llegar a casa deberías tumbarte en la cama y subir las piernas –por encima del corazón- para aliviar la sensación de hinchazón y dolor.

  1. Utiliza medias compresoras

Si debes permanecer de pie durante muchas horas te recomendamos utilizar medias compresoras para evitar la llamada “circulación colateral”, la cual puede producir várices con el pasar del tiempo.

Tan solo ten en cuenta que existen varios grados de compresión, y por lo tanto, deberás acudir a un especialista para que te indique cuál de ellos te favorece más.

  1. Evita el sedentarismo

La actividad física puede convertirse en tu mejor aliada para combatir los efectos de una mala circulación.

Por lo tanto, te invitamos a realizar alguna práctica deportiva que te guste o apasione de manera regular.

Así te mantendrás saludable integralmente, y también aumentarás el flujo sanguíneo hacia tus pies y piernas, lo cual te ayudará a superar la mala circulación con éxito.

  1. Come saludable

Alimentarte balanceadamente es vital para superar esta situación de forma oportuna y eficiente.

Te sugerimos incluir alimentos como la cayena, la cúrcuma, los frutos secos y el ajo en tu dieta diaria para que notes cambios reales y significativos en tu circulación.

¡Supera la mala circulación!

Superar los problemas de mala circulación es totalmente posible Tan solo asegúrate de seguir las recomendaciones que acabamos de darte para que tus pies y piernas se sientan descansados, deshinchados y saludables.

Gabriela Bernardini
Social Media Manager / Project Manager / Wordpress expert / Dietist and Masseur / Runner and Mother

"La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su estado natural" Einsten

error: Content is protected !!
×

Hola!

¿Quieres chatear con nosotras? Haz clic a continuación para hablar por Whatsapp o envíame un correo a info@beauchic.es.

 

×