uñas acrílicas,

Las uñas acrílicas son un arma infalible para darle a tus manos ese toque femenino, prolijo y seductor que tanto anhelas. Son fáciles de decorar y mantener, pero lo ideal es que te las quites periódicamente para hacerles mantenimiento, o cada 6 meses para que puedas darle un respiro a tus uñas naturales y así evitar que se debiliten excesivamente.

Cómo quitar uñas acrílicas con acetona

Este es uno de los procedimientos más tradicionales para remover por completo las uñas acrílicas. Acá te dejamos el paso a paso para que te animes a hacerlo tu misma en la comodidad de tu hogar, o sencillamente donde más te plazca ¿Vale?

Paso #1: Cortado

Comienza por cortar las uñas hechas con polvo acrílico con un cortauñas. Asegúrate de cortar muy bien las puntas y todo el material que te sea posible, pues esto facilitará su remoción definitiva.

Ten en cuenta que muchas veces el acrílico es tan grueso que es casi imposible cortarlo, así que la mejor opción es que te limes las uñas con mucho cuidado para no lastimar su lecho ungueal, o de lo contrario podrías ver una que otra gotita de sangre saliendo de tus dedos.

Paso #2: Limado

Una vez que tus uñas acrílicas estén cortas debes dedicar un par de minutos a limarlas. Esto requiere un poco de paciencia y cuidado y solo necesitas una lima bien delgada -que no sea muy agresiva- para retirar la pintura y remover el acrílico.

Lo ideal es que los movimientos sean largos y que con ellos cubras toda la uña, pero no apliques mucha fuerza al limar; recuerda que tu uña natural está un poco sensible y requiere un tratamiento especial.

Paso #3: Remojado

Este es el paso más “lento” de este procedimiento. Para poder quitarte definitivamente las uñas acrílicas solo te resta mojar bolitas de algodón en acetona y colocártelas sobre cada una de las uñas, luego deberás recubrirlas con tiras de aluminio y remojarlas en acetona durante media hora aproximadamente.

Un tip increíble para proteger los bordes de tus uñas es colocarte una capa de vaselina o crema humectante antes de llevar a cabo el remojado, especialmente si eres de piel sensible o si esta tiende a irritarse con facilidad.

Paso #4: Empareja y humecta

Coloca la acetona a un lado, retira el papel de plata y los algodones, enjuaga tus manos con agua tibia y revisa que las uñas acrílicas se hayan caído por completo.

Si notas algún remanente repite el paso anterior y remójalas unos 15 minutos más, pero si no observas ningún sobrante, solo te faltaría limar un poco tus uñas naturales hasta lograr la forma deseada. Finalmente humecta tus manos con una buena loción y estarás lista para que luzcan suaves, delicadas y bien cuidadas.

No olvides…

Que si tienes uñas acrílicas debes hacerles mantenimiento al menos 1 vez al mes, bien sea en casa siguiendo las indicaciones de este post, o visitando un centro de belleza especializado .

¿Que opinas sobres estos consejos?

Si te han gustado compártelos para que sean útiles a otros, y no olvides suscribirte a nuestro para no perderte ni una publicación.

Suscríbete a nuestro Boletín

Licencia de Creative Commons
Beauchic by Beauchic is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://beauchic.es/politica-de-privacidad/