Claves para activar la circulación de la sangre y decir adiós a la celulitis

No te rindas puedes decir adiós a la celulitis.

Estos prácticos consejos te pueden ayudar a activar y estimular la circulación, pero evidentemente no hacen milagros, dependen solo de la constancia y del esmero que pongas en su práctica.   Puedes ayudarte de muchas maneras, desde muy baratas y simples hasta caras y sofisticadas. Todas son muy efectiva, si y solo si, eres constantes y las incluyes en tu día a día convirtiéndolas en un hábito, no vale hacerlas solamente por 2 semanas o 3 meses porque así no obtendrás resultados.

Ejercicios: El ejercicio es muy importante para movilizar la grasa y activar la circulación. Puedes hacer ejercicio tranquilamente en tu casa de forma rápida, eficaz y sencilla. El siguiente ejercicio, es excelente para la zona más afectada por la celulitis es decir los glúteos. El ejercicio específico para esta área es aquel que más de alguna vez hemos visto en posición de perrito, es decir en cuatro, desde esta posición elevar la pierna contrayendo el glúteo y bajar lentamente. Repite este movimiento 12 veces y mantén la pierna elevada unos 8 segundos en la última elevación. Repetir 3 veces. En tu cama acostada boca arriba, eleva muy lentamente la pierna hasta donde puedas y baja también muy lentamente con el talón. Repite esto unas 12 veces por pierna, te ayudará a activar tu circulación. Realiza abdominales, lentamente,  haz 50 abdominales manteniendo la contracción,  en  el último contrae por 8 segundos y descansa. Repetir 4 veces. Siempre que puedas aprovecha las escaleras, evita los ascensores y realiza caminatas de larga duración.

Masajes: Compra un guante de grill es muy barato y realmente muy bueno, también son útiles los artefactos eléctricos o máquinas de auto masaje que realizan ondas en tu piel. Los movimientos que debes realizar son siempre circulares ya sea con el guante o con los artefactos de auto masaje. Debes partir desde la zona que se encuentre más lejos de la extremidad, por ejemplo en la pierna comienza desde el pie o el tobillo hasta llegar y finalizar el masaje en los glúteos,  de manera ascendente, suave y realizando círculos sin presionar la piel ni causar dolor. Es recomendable realizar este masaje todos los días después de la ducha.

Duchas: También durante las duchas puedes ayudar a la circulación de la sangre con los cambios de temperatura. Después de la ducha caliente darse una ducha de agua fría y sobre todo en las zonas de celulitis, luego realizar el masaje circular y aplicar la crema anti celulitis.

Cremas: Existen una gran variedad de cremas en el mercado, puedes elegir una crema exfoliante o cualquiera que te ayuden a regenerar tu piel o a combatir la celulitis como con las que contienen cafeína, liposomas vegetales, vitamina E y sobre todo las que contienen centella asiática o algas marinas, son las mejores. Recuerda que existen de todos los precios pero una marca cara no asegura cambios al 100%,  ya que son muchos los factores que influyen en la celulitis y en su proceso de atenuación, por ejemplo, no serviría de nada una crema cara si comes mal  y no haces deporte. Para la activación de la sangre, existen también sales de baño con sales de mar, con algas marinas, etc. Los productos del mar ayudan mucho y el agua del mar también. Un secreto entre las  mujeres es poner las zonas afectadas justo en la orilla donde rompe la ola, también puedes aprovechar para caminar sobre la arena.

Evita la costumbres del uso de ropa ceñida al cuerpo, las posturas estáticas por mucho tiempo, fumar y  todo lo que sea toxinas para el organismo.

En síntesis  la clave de todo es cambiar un poco los hábitos en tu vida, es decir tener por hábito una alimentación sana y saludable, realizar actividades física, debes mover el cuerpo aunque estés en casa, caminar todo y cuanto más puedas e hidratar tu cuerpo, trata que la botella de agua sea tu gran aliado.

Estos consejos son muy sencillos, están al alcance de la mano y son muy efectivos, si tienes constancia y perduras en el tiempo, tendrás buenos resultados.

No hay que olvidar además que en el mercado y en la industria de la belleza existen muchas técnicas y tratamientos muy efectivos para atenuar la celulitis, tipo: los masajes, el electroshock, presoterapia,  mesoterapia, cavitación, radiofrecuencia, LPG y cirugía estética.

Si te gusta esta publicación no te pierdas ni una y suscríbete a mi blog, o pásate por >>> Facebook<<< donde comparto importante información.

 

Prueba estos 3 remedios caseros para curar tus talones agrietados

Seguro que conoces a alguien que sufre de talones agrietados. Los motivos son muy diversos, como el uso de calzado inapropiado o el debilitamiento de la piel de los pies en general. La mejor solución para que los pies no se agriete es usar zapatos cerrados y crema humectante todos los días. Pero si ya están agrietados puedes probar con estos 3 remedios caseros, con los que estoy segura te ayudará a mantener tus pies sanos.

Ritual de aceite de olivatalones-agrietados-vsg

Se trata de una remedio casero muy sencillo y completamente natural, tan solo necesitas aceite de oliva, unos discos de esponja y unos calcetines de algodón. Por la noche, antes de acostarte, humedece los talones agrietados con unos discos empapados en aceite de oliva. Aprieta bien para que el aceite sea absorbido. Una vez finalizado, simplemente cubre los pies con unos calcetines de algodón que harán que el aceite actúe durante toda la noche. Por la mañana, tras la ducha, aplica una crema indicada para la zona o aceite de almendras, una vez hayas secado los pies adecuadamente. Repite este ritual varios días y veras los resultados.

Crema de aguacate y plátano

Para hacer esta crema se tritura la mitad de un aguacate y un plátano pequeño. Una vez obtenida la crema se unta en los talones y se envuelve el pies con papel transparente de cocina. Espera unos 20/30 minutos y lávalos. Repite este tratamiento 3 veces por semana hasta obtener los resultados.

Tratamiento de parafina

Este tratamiento es bueno tanto para las manos resecas como para los pies agrietados. Debes de tener cuidado porque la parafina debe estar caliente lo suficiente para poder meter los pies pero no tanto como para quemarte. Se echan una o dos tazas de parafina en un recipiente, añadirle una cucharada de aceite de oliva o de coco.

Deja la mezcla a baño de maría y asegúrate que el aceite y la parafina se mezclen bien. Vierte ahora la mezcla en un recipiente grande que quepan los pies. Deberás introducir los pies en la parafina pero antes tendrás que esperar, no metas tus pies si la parafina está líquida y espera a que la parte de arriba de la parafina se vea blanca. Una vez te hayas asegurado que no esta muy caliente, introduce los pies. Déjalos por media hora y a la media hora quita la parafina.

Recuerda que es importante cuidar los pies a diario, es una de las zonas del cuerpo que más castigamos.

Algunos consejos:

– Después de una larga jornada de trabajo, o si utilizas zapatos de tacón, te recomiendo que sumerja los pies en agua caliente con sal.

– Con cierta frecuencia, utiliza una piedra pómez por los talones y zonas con mayor tendencia a las durezas. Verás que diferencia.

– Tras la ducha, es muy importante que seques los pies a conciencia.

Espero que te hayan gustado nuestros remedios caseros de hoy. Si te animas a probarlo, cuéntanos tu experiencia aquí abajo.

 

¡No te pierdas nuestras ofertas!